cAIDA EN PICADO…

Corren malos tiempos para ser autónomo. Y no hablamos de interpretaciones sino de cifras. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, anunció el pasado martes que 2022 fue el peor año en diez años para la afiliación de autónomos a la Seguridad Social, con un aumento de cotizantes de cinco trabajadores por cuenta propia en términos promedios.

Diciembre concluyó con 1.204 autónomos menos que el mismo mes de 2021, registrando «el peor dato desde 2012».

Comercio, hostelería e industria, los sectores más afectados en 2022

No es una sorpresa que sectores como el comercio, hostelería e industria, sean los más perjudicados tras dos años muy duros como 2020 y 2021, pero lo llamativo es que la pérdida de afiliados comenzó en 2012.

Si sumamos un 2022 con la inflación disparada y con más gastos que beneficios, la pérdida es una consecuencia lógica. El comercio, perdió 18.989 afiliados por cuenta propia. En el caso de la hostelería fueron 3.214 menos; en agricultura el descenso fue de 2.843 afiliados y en industria manufacturera de 2.576.

Cinco comunidades autónomas se salvan de la pérdida de autónomos

Andalucía, Islas Baleares, Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid han logrado incrementar y sostener el número de afiliados.

En cuanto a género, los datos de afiliación en el RETA ofrecen un descenso en el número de varones de 7.638. Sin embargo, las mujeres crecen en términos interanuales con 7.641 emprendedoras más.

El dato que resulta preocupante es que España sigue perdiendo tejido productivo entre profesionales con edades entre los 30 y los 50 años

Si los jóvenes no ven con buenos ojos convertirse en autónomos y los mayores que decidan dar el paso se encuentran con cambios en sus cotizaciones por ingresos reales, ¿es el autónomo una especie en extinción o hay esperanza?

Malos tiempos para ser autónomo, otra vez

En general, siempre son malos tiempos para ser autónomo, pero el acuerdo al que llegaron el Gobierno y las asociaciones que los representan en la pasada primavera, es la que ha determinado los tramos y cuotas a pagar en 2023, 2024 y 2025 que tan poco atractivas resultan a una gran parte.

Hablamos de un colectivo heterogéneo, con perfiles variados, con o sin empleados, persona física o sociedad, titular o colaborador, con una o varias actividades, incluso en distintos regímenes.

Nos enfrentamos a diversas realidades con soluciones comunes. Cuando escogemos ser autónomos hay que ser conscientes de los pros y los contras, pero tras ver las cifras y la bajada de afiliaciones… ¿Nos sorprenderá 2023 con una mejora cuando termine este año?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
Ir arriba