SE REACTIVA EL COMERCIO LOCAL

Comercio local

American Express ha publicado los resultados de un estudio en el que analiza las tendencias en los hábitos de los consumidores españoles en el último año.

La encuesta revela que los españoles destinan alrededor del 36% de su gasto mensual a comprar en el comercio local, lo que supone un incremento de 14 puntos porcentuales respecto al año pasado, con un ticket medio de 170 euros y que alcanza los 224 euros en Barcelona, mientras que en el caso de Málaga apenas supera los 111 euros.

Destaca el hecho de que el 93,5% de los encuestados considera muy importante que los vecinos apoyen al comercio de proximidad y la mitad de los consumidores estarían dispuestos a pagar un pequeño sobrecoste comprando en estos establecimientos si eso supone apoyarlo. Durante los últimos dos años hemos visto cómo la sociedad se ha volcado en apoyar al comercio local y, ahora, 2 de cada 3 consumidores españoles considera que este cambio de actitud se mantendrá una vez superada la pandemia. Son las generaciones más jóvenes las que lideran este apoyo al comercio local, dado que son los que más acciones toman para llevarlo a cabo en su zona al compartir experiencias, dejar reseñas o hacer uso de las redes para encontrar los establecimientos.

Por otro lado, el 75% de los consumidores señala que el comercio local debería digitalizarse para impulsar su negocio. Prueba de ello es que un 26% admite acudir siempre o a menudo a comercios locales que ha visto recomendados en redes sociales. En cuanto a la sostenibilidad -que es otro factor muy considerado por los consumidores-, el 45% de los encuestados califica a los comercios locales de más sostenibles que el resto de establecimientos.

Los métodos de pago digitales, consolidados

El estudio también analiza los diferentes métodos de pago utilizados por los consumidores españoles. A la hora de pagar en tiendas físicas, la vuelta a la normalidad ha hecho que recuperemos ligeramente el uso del efectivo, aunque la mayoría de los consumidores siguen prefiriendo utilizar la tarjeta. Así, en los establecimientos físicos sigue primando el uso de tarjeta o el pago con móvil, que en conjunto representan el 74,4% del total del gasto realizado en el comercio físico (6 puntos porcentuales menos que el año pasado).

Ante esto, los que más siguen apostando por los pagos digitales son millennials, cuyo gasto total en efectivo representa solamente el 17,2%. Resulta sorprendente, además, que la generación Z sea la que más uso (53,5% de sus transacciones) y gasto (27,1% de su gasto total) realiza en efectivo, por delante de las personas de más de 50 años. El pago con Bizum, por su parte, muestra una ligera caída respecto al año pasado, siendo utilizado en el 6,8% de las transacciones, frente al 7% del año pasado.

La hostelería, protagonista de la recuperación

El relajamiento de las restricciones sanitarias también ha propiciado un aumento del consumo realizado físicamente en los restaurantes respecto a 2021, que pasa del 49,4% al 74,5% del total del consumo en hostelería. Este aumento corresponde, sobre todo, al incremento del consumo en los interiores de los restaurantes (23 puntos porcentuales más que el año pasado), dado que el consumo en terraza apenas se incrementa en 2 puntos porcentuales. Sin embargo, los consumidores siguen considerando las terrazas como un aspecto importante a la hora de elegir dónde ir a comer.

De esta manera, según American Express, el pedido a domicilio ha disminuido en 14 puntos porcentuales respecto a 2021. Sin embargo, esta práctica cuenta con un importante calado en la sociedad y se espera que siga evolucionando a lo largo de los próximos años. La opción favorita de los consumidores para realizar estos pedidos es la vía telefónica, tal y como declaran más de la mitad de los consumidores consultados y que asciende al 72% en el caso de los residentes en Málaga. Destaca el hecho de que el 64,4% de los pertenecientes a la generación Z opten por realizar sus pedidos a través de Apps.

El regreso a las tiendas físicas

El estudio de American Express pone de manifiesto que los españoles han recuperado las visitas a las tiendas físicas a la hora de realizar sus compras, en gran parte por la relajación de las restricciones sanitarias. En este sentido, las transacciones en comercios físicos representan el 77,3% de las compras totales realizadas por los encuestados, un incremento de 7 puntos porcentuales respecto al año pasado y que llega a superar el 80% en el caso de los residentes en Vizcaya y los BabyBoomers. Los consumidores que muestran esta preferencia por los comercios físicos lo atribuyen a aspectos como la cercanía, el trato, la confianza y la personalización en el servicio. Además, más de la mitad de los consumidores que compran en establecimientos físicos salen a comprar con la misma frecuencia que antes de la pandemia y un 12% lo hace, incluso, con más frecuencia.

Del estudio se desprende que más de la mitad de las compras online (52,2%) se realizan en tiendas que no disponen de establecimiento físico y que, por tanto, no ofrecen esa alternativa al consumidor. De la misma manera, el 37,4% de las compras online corresponden a pedidos en cadenas, franquicias o grandes superficies, con solo un 10% de pedidos online a los comercios locales. Analizando todos los tipos de compras, se puede comprobar que la mayoría de los productos se compran en establecimientos físicos, a excepción de los viajes.

Fuente: Cepymenews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba