SANCIONES

La sanción para la empresa puede ir de los 3.126 euros a los 10.000 euros en función del grado que el inspector de Trabajo aplique. Además, el empresario tendrá que hacer frente a las cuotas impagadas a la Seguridad Social durante todo el periodo en que el empleado ha estado trabajando sin contrato.La ventaja de este tipo de alta en el RETA es que van a tener una bonificación en la cotización del 50% en el primer año y medio y del 25% en los seis meses posteriores. Sin embargo, el autónomo colaborador no puede beneficiarse de la tarifa plana.