Y SI NO PAGO EL AUTONOMO?

Cuota de autónomos
El pago de la cuota de autónomos es una de las obligaciones que tiene un trabajador por cuenta propia. Consiste en un desembolso mensual que hay que hacer desde el comienzo de la actividad económica pero, ¿qué pasa si no se paga esta cuota? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es la cuota de autónomos?
Esta cuota se calcula en torno a una bases de cotización que puedes elegir un mínimo y un máximo. El Gobierno la actualiza anualmente.

Ahora, en el 2019, las bases de cotización oscilan entre los 944,40 y los 4.070,10 euros.

El importe que elijas como base de cotización también condiciona las prestaciones que puedes recibir en el futuro, como la baja por enfermedad, baja por accidente, jubilación, etc.

Esta base de cotización la puedes modificar, si quieres, en cuatro ocasiones a lo largo de un año.

¿Cómo se calcula mi cuota de autónomos?
Para calcular tu cuota de autónomos tienes que aplicar un 30% a la base de cotización que hayas elegido. Si, por ejemplo, no optas a la tarifa plana y eliges la base mínima de cotización que son 944,40€, tu cuota de autónomos será de 283,30€ al mes.

Este pago te cubre contingencias comunes, profesionales, cese de actividad y formación.

En el caso de escoger la base de cotización máxima, que esté en 4.070,10€, la cuota mensual de autónomos ascendería a 1.221,03€.

Por lo tanto, la cuota mínima es de 283,30 y la máxima de 1.221,03 euros.

En el caso de que te beneficies de la cuota plana de autónomos y si has elegido la base de cotización mínima, pagarás 60€ al mes durante los primeros 12 meses. Si escoges una base de cotización más elevada tienes que aplicar un 80% de reducción.

Después del año, del mes 13 al 18, la mensualidad se reduce un 50% de la cuota y pasas a pagar 141,65€. Después, entre el mes 19 y el 24 se aplica una reducción del 30% y pasas a pagar 198,31€ al mes.

¿Qué pasa si no pago la cuota de autónomos?
Desde el mismo momento en que comienzas la actividad económica tienes la obligación del pago de esta cuota. El pago es continuo, mes a mes, hasta el momento que curses baja en autónomos.

El último día hábil de cada mes la Seguridad Social cargará el importe de tu cuota en tu cuenta.

En el caso de no pagar una cuota se añadirán a la cantidad pendiente cargos por pago fuera de tiempo e intereses de demora.

Estas son las consecuencias:

Si pagas en el mes natural siguiente a aquel en el que se ha producido el impago, tendrás que sumar un recargo del 10% de tu cuota.
Si pagas a partir del segundo mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso, ese recargo sube hasta el 20%.
Si estás sujeto a la tarifa plana, pagarás estos recargos aunque estés disfrutando de cuotas reducidas en cualquiera de los 24 meses que dura la bonificación.
Recuerda que faltan los intereses de demora.

En el caso de que tengas una deuda o varias cuotas pendientes, y pagas antes del plazo estipulado, se añadirá un 20% de recargo al total que debas. En caso de pagar fuera de fecha, el recargo será de un 35%, además de los intereses de demora, que son un 25% del interés legal del dinero. Mientras se sigan sin aprobar los Presupuestos Generales del Estado, es el 3,75% de la deuda. Si eres beneficiario de la tarifa plana, mientras estés en deuda no podrás disfrutar de la bonificación y tendrás que abonar el total de la cuota.

¿Cómo me pongo al día en el pago de la cuota de autónomos?
Puedes hacerlo a través de la web de la Seguridad Social con tu Certificado Digital, Cl@ve o Sistema RED.

Una vez te hayas identificado podrás ver todas las deudas o liquidaciones pendientes de pago a la Seguridad Social. Puedes obtener un recibo de pago donde aparece el número de cuenta donde puedes abonar la cantidad que debes, hacer el pago con tarjeta de crédito o por transferencia bancaria. Puedes liquidar todas las deudas que tengas contraídas con la Seguridad Social, estén en el proceso que estén.