VAYA PANORAMA….

Mentalidad emprendedores

Se estima que el 95% de los emprendedores no tienen la mentalidad adecuada para desarrollar un negocio. Cifra que puede explicar porque existen estudios que apuntan a que el 90% de las startups desaparece al cumplir su cuarto año o por qué el 47% de los emprendedores autónomos que ponen en marcha un proyecto fracasa a los tres años según Eurostat, un porcentaje que asciende al 62% a los cinco años.

¿Cuáles son los factores que inciden en estos elevados porcentajes? ¿Por qué la mayor parte de proyectos que nacen fracasan al poco de iniciar su actividad? Según Nacho Muñoz, experto en Mindset e InfoEmprendimiento, existen una serie de rasgos que definen una mentalidad empresarial capaz de llevar cualquier proyecto a un estado superior. Algo sobre lo que cada vez más expertos están profundizando y que se sustentan en un concepto mentalidad, o también denominado mindset en inglés, del que ha derivado toda una ciencia.

La mentalidad entendida como una fórmula capaz de fijar la forma en la que las personas son capaces de enfrentarse a un reto en cualquier ámbito, también del empresarial. Una base sobre la que hay cada vez más estudios. Desde la estadounidense Carol Dweck, profesora de psicología en la Universidad de Stanford, que llegó a la conclusión tras décadas de estudios, de que los seres humanos podían tener dos tipos de mentalidades o mindsets” : “fixed” (fija) o growth (abierta o de crecimiento).

En España, Nacho Muñoz es uno de los máximos referentes en estudiar la mentalidad empresarial. Autor del libro ‘Mindset Hacking’ es una recopilación donde recoge y analiza 14 casos de éxito empresarial desde un punto de vista diferente: la mentalidad de sus líderes y los rasgos que las diferencian del resto.

Para ello, Muñoz ha estudiado pormenorizadamente a Amancio Ortega, Richard Branson, Mark Zuckerberg, ElonMusk, Coco Chanel, Mary Kay o Warren Buffet, entre otros, hasta seleccionar 14 patrones mentales. “Mi objetivo era poder pensar, ante cualquier situación empresarial que se me presentara, del modo en que lo haría uno de estos cracks del emprendimiento”, explica Nacho Muñoz, conferenciante y formador internacional.

Según Muñoz, una mentalidad de éxito, puede tener más cualidades, pero estás son imprescindibles: 

  1. No bloquearse: Una mentalidad empresarial de éxito es capaz de tomar decisiones en situaciones de total incertidumbre y no paralizarse por ello. Todo puede pasar, pero precisamente por eso la anticipación es un elemento constante que les permite no bloquearse ante cualquier obstáculo o situación. 
  1. Alto nivel de confianza: Un empresario de éxito tiene confianza en sus  ideas y por eso las lleva hasta el final, no se deja influenciar por el entorno. 
  1. Vocación de servicio: Orientado a servir y ayudar a los demás y no querer tener razón siempre. La clave del éxito de una mentalidad emprendedora radica en la construcción de un proyecto con vocación de servicio. 
  1. Espíritu comunicador: El emprendedor o empresario de largo recorrido es, por lo general, un gran comunicador con su entorno más cercano y con el resto del mundo. Si un líder no es capaz de inspirar, difícilmente lo hará el proyecto que tiene detrás. 
  1. Margen para las críticas: Nunca debe tomarse las críticas y el feedback como algo personal sino como una oportunidad de mejora. Suena a tópico, pero las críticas son los escalones hacia un nuevo nivel de exigencia que una mentalidad empresarial de éxito afronta como un desafío y no como una traición. 
  1. El dinero es un medio, no un fin: Pensar en el dinero como un fin y no como un medio para lograr los objetivos es uno de los grandes errores. Una creencia saboteadora que impide que un proyecto trascienda más allá de una cuenta de resultados y se convierta en un buque insumergible. 
  1. Inconformista: El empresario es un escalador nato, una persona incapaz de conformarse con la posición que unos determinados factores le otorgan.

Durante años, Muñoz ha analizado de la mente de los emprendedores -empresarios y empresarias- más brillantes del planeta para saber cuáles son los patrones que los han hecho diferentes al resto de emprendedores. “Es importante saber cómo piensan, cómo actúan y cómo reaccionan ante un problema en su negocio para después instalar esos patrones de comportamiento en mi mente y que nunca más se fueran de ahí”. En total, cerca de ocho años de estudio y análisis que el experto comparte para cualquier persona que quiera emprender o adoptar una mentalidad emprendedora