PUEDE UTLILIZAR EL MOVIL EL TRABAJADOR EN EL TRABAJO?

PUEDEN UTILIZAR EL WHATSAPP LOS EMPLEADOS?QUEDA CLARO?

Según una encuesta de Phone House, cerca de la mitad de los usuarios de móvil, casi un 42%, no pasan ni una hora sin consultar su teléfono móvil. Es más, un 32% de los casos, no puede evitar ojear su terminal cada 15 minutos incluso en la jornada laboral.

Las tecnologías nos han absorbido y, sobre todo,whatsapp, pues parece que si no contestas en el momento eres foco de rechazo en los múltiples grupos en los que te encuentras. Da igual el contenido de estos grupos, el 80% de lo que recibimos, no son temas urgentes, a lo que hay que añadir la distracción del constante sonido de los “mensajitos” que van llegando.

La comunicación nunca había sido tan rápida. Sin embargo, esto también se ha convertido en un hándicap, sobre todo en el puesto de trabajo.

Si contamos todo este tiempo, es mucho el que nos desentendemos de nuestras obligaciones laborales, lo que repercute en el rendimiento en la empresa. ¿Pero, hay alguna forma de remediar esto?

En Negotia entendemos que la respuesta es que sí, ya que el artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores permite que “el empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso.(…)”

En base a este artículo, entendemos que es perfectamente posible para el empresario, y así lo avala la jurisprudencia, dentro de sus facultades de dirección y control, el restringir o prohibir el uso del teléfono móvil durante el tiempo de trabajo, siendo una condición indispensable para poder aplicar cualquier sanción.

La prohibición debe ser clara y pública

Ahora bien, es importante subrayar que dicha prohibición o norma debe ser muy clara, pública, y teniendo la seguridad de que cada uno de los trabajadores ha tenido conocimiento de la misma.

Las opciones del empresario para comunicar esta nueva norma a sus empleados son varias.
1. La empresa puede realizar un curso o charla específica donde se conozca la prohibición del uso del teléfono móvil, con acreditación a dicho curso, o firmando un anexo individual en el que se den por enterados de dicha prohibición. Lo que tiene que quedar acreditado es que el trabajador sabía de dicha prohibición y no la cumplió.

2.Recalcar que, Igual de importante que comunicar la prohibición, es advertir de las consecuencias del incumplimiento de dicha norma. La desobediencia a las normas de empresa, bajo rendimiento o abuso de confianza, pueden ser constitutivas de una sanción disciplinaria grave, pudiendo acabar incluso en despido.

En cualquier caso, no prohibiremos que el trabajador tenga el móvil consigo en su bolsillo, pues la restricción no se refiere a su posesión, sino a su uso.

En cambio, la limitación de usar el móvil no afectará a los descansos, el tiempo del bocadillo, etc., donde el trabajador podrá consultarlo,al ser su tiempo de desconexión.

I.Palomino. Negotia