LA INSPECCIÓN DE TRABAJO AL ATAQUE

Quince días en los que la Inspección de Trabajo va a realizar «10.000 visitas» de  manera intensiva en empresas en ERTE para comprobar que no se están realizando fraudes con esta herramienta laboral, apoyada por una gran cantidad de dinero público. La Inspección ya ha comenzado esta nueva campaña de refuerzo al control de abusos en los ERTE, que se suma a las actuaciones previas en relación a «más de 20.000 empresas» para comprobar que aplican correctamente los expedientes de regulación temporal de empleo, explican fuentes del Ministerio de Trabajo a eldiario.es.

Los inspectores realizarán 10.000 visitas durante estos días de reactivación económica teniendo en cuenta diversas fuentes de información que muestras indicios de fraude en las empresas en cuestión. Los datos provienen de las denuncias anónimas a la autoridad laboral, de los «indicios» o sospechas que se detectaron en actuaciones inspectoras anteriores sobre la aplicación de los ERTE y del cruce de datos de la Herramienta de Lucha contra el Fraude.

Desde Trabajo insisten en que se trata de una actuación específica más, pero que los controles de los ERTE ya habían empezado y continuarán pasada esta campaña de dos semanas.

Como ya ha afirmado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, la Inspección está detectando ya fraudes en la aplicación de los ERTE. En una reciente entrevista en eldiario.es, Díaz reiteró el perjuicio de estos abusos sobre el conjunto de la población, al reducir los fondos públicos destinados a este mecanismo, y aseguró que su Ministerio hará públicos «todos los datos» sobre estos fraudes.

Tras una primera etapa en la que la Inspección de Trabajo elaboró informes sobre los ERTE que le solicitaron las autoridades laborales de las Comunidades Autónomas y la Dirección General de Trabajo, en una segunda fase la autoridad laboral inició actuaciones en más de 20.000 empresas para comprobar la adecuación de estos expedientes, que en muchos casos aún no han finalizado, explican fuentes de Trabajo.

Aunque por el momento es pronto para valorar los resultados de estas actuaciones, en el Ministerio de Trabajo ya están destacando algunos de los abusos más frecuentes. De las actas de infracción ya emitidas por abusos en los ERTE, cuyo número desconoce este medio, la gran mayoría, «el 73%», se debieron a que las empresas tenían trabajando a empleados pese a estar en ERTE.

Desde el Sindicato de Inspectores de Trabjo reclaman más recursos para llevar a cabo su labor. «Es urgente el refuerzo, no tenemos medios ni personal», apuntan.

Algunos fraudes detectados por la Inspección

eldiario.es ha tenido acceso a alguno de los abusos concretos detectados por la Inspección de Trabajo. Por ejemplo, una empresa de confitería que tenía a toda su plantilla (10 trabajadores) en ERTE y el día de la visita de la autoridad laboral, con el establecimiento cerrado al público, estaban todos los empleados trabajando en el interior.

La Inspección de Trabajo también ha encontrado situaciones en las que se ha intentado obstruir su trabajo, sin éxito. Es el caso de un taller mecánico en el que el propietario impidió la entrada del inspector una vez se identificó como tal. La actuación de la autoridad laboral tuvo lugar más tarde «previa personación en el lugar de dotaciones de la Policía Nacional». En el interior del taller, la Inspección encontró a dos empleados que estaban en ERTE.

Junto a estas visitas, se ha desplegado una campaña informativa, con comunicaciones directas a 75.000 empresas informando y advirtiendo de la correcta aplicación de los ERTE y las sanciones que pueden hacer frente en caso de fraude o abusos.

En paralelo, el Ministerio de Trabajo y Economía Social ha activado una campaña en redes sociales, con el hashtag #ProtegerLoPúblico, que incide en el uso responsable de los recursos públicos destinados a los ERTE. «Desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social tratamos de impedir que el fraude de unos pocos comprometa el esfuerzo de tantos», apunta el director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Héctor Illueca, en un comunicado.