COMIENZA EL BAILE

COMIENZA EL SUFRIMIENTO, EL DESEMPLEO Y LAL CAJA B.

Cuota autónomos

A través del Real Decreto Ley 28/2018, de 28 de diciembre, el Ejecutivo se asegura una subida continuada de la cuota de autónomos que pagan los trabajadores de este colectivo a la Seguridad Social. Esta normativa establece un aumento por contingencias profesionales del 0,9% del pasado 2019 al 1,1% durante este 2020. Para el cese de actividad, el aumento será del 0,7% al 0,8% actual.

Por lo tanto, el trabajador autónomo tendrá que pagar un 0,3% más en su cuota que el pasado año, que en cifras se traduce a unos 3 € mensuales para los trabajadores que coticen por el mínimo.

Pero pueden darse dos hitos que modifiquen o amplíen estos costes. Uno sería la cotización por ingresos, medida incluida en el acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos que tendría que salir adelante tras la investidura de Pedro Sánchez.

El otro cambio vendría dado por los nuevos Presupuestos Generales, que modificarían la base mínima al alza, lo que directamente incrementaría la cuota mensual de estos trabajadores.

Sistema de pago por ingresos reales

Por otro lado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado poner fin a la libertad de bases de cotización, siendo esta la medida en cuanto a cotización incluida en el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos, en la que proponen un sistema de pago según los ingresos reales.

Esta media podría suponer una subida sustancial de las bases de cotización para la mayoría de los autónomos ya que solo los profesionales autónomos que no alcancen el Salario Mínimo Interprofesional se podrían beneficiar de una cuota más baja que la actual.

La OCDE explica que esta propuesta se basa en el hecho de que el trabajo por cuenta propia es cada vez más abundante.

“Lo que antes era infrecuente puede que con los nuevos modelos de trabajo sea más una norma, cambiando el ratio de trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia”, señalan desde la organización empresarial que, por otro lado, no explica la manera en la que se podría aplicar dicho pago de cotización por ingresos reales.

La propuesta de las distintas asociaciones de autónomos es que se realice un pago por tramos, como sucede con el IRPF.