CLAVES PARA PREVENIR LOS ACCIDENTES LABORALES

Accidentes laborales
Cualquier actividad laboral conlleva un riesgo profesional que puede producir algún daño físico, mental o social en los empleados. Para concienciar a la sociedad de la importancia de su prevención, el próximo 28 de abril se celebra el ‘Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo’.

Coincidiendo con esta simbólica fecha, TÜV Rheinland, especializada en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial, nos da las claves para evitar un accidente profesional.

Aunque algunos trabajos están expuestos a un mayor riesgo de sufrir un accidente laboral, ninguno está exento a un percance. A menudo, esta creencia de estar inmune –causado por la falta de formación e información– termina influyendo a la hora de tener un incidente profesional.

Según los datos de Naciones Unidas, al año ocurren más de 317 millones de accidentes en el puesto de trabajo, un coste humano y económico estimado en un 4 por ciento del Producto Interior Bruto global de cada año.

Para evitar las malas prácticas ofrecemos esta serie de consejos para que el trabajo sea saludable:

Riesgos. Conoce los riesgos asociados a tu puesto de trabajo y las medidas preventivas fijadas por tu empresa para evitarlos. Lo que ignoras no se puede evitar.
Equipos de protección. Equipamientos como tapones para los oídos, orejeras, cascos, gafas de seguridad, guantes o una máscara de cara completa ayudan a prevenir el riesgo de lesión en el trabajo.
Formación. Atiende toda la formación relacionada con aspectos de seguridad y salud laboral, sin menospreciarla o tildarla de simple. Los conceptos relacionados con la seguridad laboral se tienen que refrescar.
Plan emergencia. Es fundamental conocer el protocolo de actuación en caso de emergencia, es decir: tener localizados los extintores, las salidas de emergencia y reconocer a los miembros del equipo de primera intervención. En caso de emergencia mantén la calma.
Uso de maquinaria. Utiliza los equipos de trabajo siguiendo las instrucciones de uso, no improvises o los utilices para tareas para las que no fueron diseñados.
Limpieza y orden. Mantén el lugar de trabajo en condiciones higiénicas y no acumules objetos innecesarios, esto contribuye a evitar accidentes y un entorno laboral más agradable
Uso pantallas visualización de datos. Asegura que tienes la pantalla a la distancia y altura adecuada, evitando reflejos. Cada hora aparta tu vista de la pantalla y fíjala en un punto lejano.
Posturas inadecuadas: Conviene tener una silla con respaldo ajustable, que los pies lleguen al suelo y tener la pantalla a una altura un poco más baja que la de los ojos, así como hacer estiramientos leves cada cierto tiempo.
Estrés laboral. Evita las prisas y programa las tareas. Efectúa ejercicios de respiración y ejercicio físico. Respeta tus momentos de desconexión.
Certificación. Todos los elementos que tienen que ver con el trabajo, ya sean los ascensores, extintores, equipos de aire acondicionado, deben estar correctamente mantenidos y certificados.
Según Kirsten Raapke, Country Manager de TÜV Rheinland España, “la Prevención de Riesgos Laborales debe ser uno de los pilares fundamentales en la organización, pues la vida humana está por encima de la productividad y sin el capital humano cuidado y protegido es imposible garantizar el buen funcionamiento de la empresa y, por ende, los resultados económicos perseguidos”.