EL BANCO SABADELL APUESTA POR LAS EMPRESAS

Banco Sabadell y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) pondrán a disposición de las pymes españolas 800 millones de euros con el objetivo de apoyar sus inversiones y facilitar el desarrollo de nuevos proyectos, sobre todo en los sectores de servicios e industria.

Para ello, el BEI facilitará a Banco Sabadell un préstamo de 400 millones de euros que será completado por una contribución adicional por parte de la entidad de otros 400 millones de euros más, con lo que el volumen total de fondos que ambas instituciones facilitarán a las pymes ascenderá a los 800 millones de euros, han informado en un comunicado conjunto este martes.

Han firmado el acuerdo el vicepresidente del BEI, Román Escolano, y el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, y esta colaboración permitirá financiar el coste total de proyectos de inversión de hasta 12,5 millones de euros en el caso de las pymes.

Las empresas de mediana capitalización, aquellas que cuentan con entre 250 y 3.000 trabajadores, podrán financiar también por completo sus proyectos si la inversión no supera los 25 millones de euros, y en caso de que el coste sea superior, y siempre que no supere los 50 millones de euros, podrán disponer de fondos del BEI para financiar hasta el 50% de la inversión.

La puesta en marcha de esta línea de financiación se suma a otros acuerdos anteriores entre el BEI y Banco Sabadell que, en su conjunto, ya han permitido facilitar 4.000 millones de euros a pequeñas y medianas empresas.

“La colaboración con Banco Sabadell nos permitirá llegar a más empresas que, de esta forma, podrán beneficiarse de las ventajas de nuestra financiación para implementar las inversiones que sean necesarias, asegurando así su capacidad de innovar y crecer en un entorno cada vez más competitivo”, ha comentado Escolano.

Por su parte, Guardiola, ha señalado que “el acuerdo es una excelente noticia para el tejido empresarial del país porque ayudará a seguir fortaleciendo el desarrollo y competitividad de las empresas españolas”, ya sea para consolidar o lanzar sus proyectos de negocio en el mercado nacional como para acompañarlas en sus procesos de internacionalización.