ATENTOS

No hay duda al respecto: las estafas de phishing están en aumento. En su mayor parte, los hackers están aprovechando el deseo del público de estabilidad financiera y de respuestas relacionadas con la COVID-19.

Pero ahora, un nuevo tipo de ataque se está infiltrando en los usuarios de WhatsApp. Los hackers se aprovechan de la empatía de las personas y, como cualquier buena campaña de ingeniería social, puede ser difícil de ver a través de las mentiras.

¿Qué pasa, WhatsApp?

Según los informes, varios usuarios de WhatsApp están siendo víctimas de una estafa de ingeniería social que aprovecha las relaciones de las personas y la confianza en los desarrolladores.

Comienza con un mensaje simple que supuestamente proviene de un amigo. Ese amigo alegará que no puede iniciar sesión y necesita usar tu número de teléfono para enviar un mensaje de texto de verificación. Parece inofensivo, ¿verdad?

Una vez que proporcionas la verificación, tu cuenta es capturada y tus contactos son acosados con el mismo mensaje de estafa. Como un virus, esta estafa salta de cuenta en cuenta dejando destrucción a su paso.

Y ahora, los estafadores incluso están enviando mensajes falsos que dicen ser de WhatsApp. En este punto, la única forma de mantenerte a salvo es estar especialmente atento a quién te envía mensajes. Nunca se sabe si podría ser amigo o enemigo.

¿Cómo puedes protegerte de ser estafado?

La mayor fortaleza de las estafas de phishing es también su mayor debilidad: en primer lugar, tienes que caer en la estafa para que te haga daño.

Dicho esto, los mensajes provenientes de amigos pueden acentuar el problema. Tendrás que estar 100% seguro de que alguien que te solicita algún tipo de información personal es quien dice ser. Puedes hacerlo simplemente llamando a tu amigo y confirmando si ha sido él quien realmente te ha enviado un mensaje pidiendo este tipo de información.

Además, ten en cuenta que WhatsApp (y su empresa matriz, Facebook), nunca solicitará información de inicio de sesión de identificación personal bajo ninguna circunstancia.

A medida que pasa el tiempo, los fraudes y las estafas solo se volverán más comunes. Depende de nosotros superar estos intentos.